dijous, 31 de gener de 2008

Bienestar para quién?



Llevo enferma desde el Lunes. Yo que nunca me pongo enferma, esta vez he caído. Claro que aquí, con este clima uno no pilla un simple resfriado. Aquí uno pilla cosas tan raras y que dan miedo sólo de oirlas, tales como: influenza, bronquitis, pulmonía, neumonía, virus en la sangre!! Lo peor es que mala me puse al llegar al Terveyskeskus (ambulatario). Me mandan directamente al hospital que está donde Cristo perdió la alpargata, Ounasvaara, porque soy estudiante, y digo yo, qué más dará o es que un estudiante tiene derecho a menos servicios?. Llego y como en este país está lleno de vagos, (sí, sí no es porque no sepan, vaguería les entra de tener que hablarme en inglés) Markus habla y me traduce. No les dió la gana de hablarme en inglés!! A veces, no sé cómo ni por qué, en precisos momentos, el cerebro hace magia y cuando te tienes que enterar de algo malo empiezas a entenderlo todo. El muy inútil (por no decir otro adjetivo más pellorativo) del recepcionista del hospital osó decir que tenía que estar al menos 3 días enferma para que alguien me visitara. Era Lunes, me empezé a sentir mal el Domingo, realmente tengo que estar casi muriéndome para que alguien me atienda?? qué trato es este?
Me puse como una loca, exigiendo mis derechos creo que hasta me subió la fiebre otra vez pero eso fue sólo el principio del calvario.

Acto seguido, no sé que porras escribió en el ordenador y me dijo que tenía 2 opciones: Opción A: 11€ por visita
Opción B: 22€ visita anual

Me quedé de piedra. O sea, vamos a recapitular. Soy estudiante lo cual indica que dinero no me sobra, más bien me falta, tengo la targeta sanitaria europea con lo cual tengo los mismos derechos que un finlandés. Como ciudadana de este mundo tengo todo el derecho de ser atendida, que se me examine, que se me hagan mil pruebas si es necesario, que se me diagnostique bien, que se me trate como si estuviera en mi casa, como nos tratan allí, o es que no tengo derecho a exigirlo?? ni que sea un mínimo de atención al cliente, el que no se me ha dado. No hablo la misma lengua, estoy perdida y me encuentro mal no sería suficiente? Apuesto que nosotros les atendemos 1000 veces mejor. ¿Qué es eso de ponerme la factura en la boca antes de atenderme? Estoy en un centro público realmente?

No es este un país de bienestar?? bienestar para quién?? A mi me han tratado como a un extraterrestre y como he dicho antes, esto no fue todo, aún no me había visitado el médico.

Media hora de espera. Si hubiera estado en Barcelona lo hubiera entendido, un hospital nunca está vacio y hay que hacer una cola, muchas veces de las que se hace eterna. Ese no era mi caso, el hospital estaba casi muerto, una persona delante y nosotros. Media hora. Media hora viendo pasear enfermeras, señora de la limpieza, doctores, con una pachorra... absoluta impotencia, la verdad.

Me llaman, entro, y yo es que estaba a punto de explotar, primero le dije indignada que qué cojones era eso de los 22 euros, que si estaban muertos de hambre, que es una vergüenza, luego el tipo de atención en recepción, respuesta: NO LO SÉ y sonrisa. Encima sonrisa.

Es para tirarse de los pelos o es para tirarse de los pelos?? Pues su manera de hacer las cosas fue aún más deprimente, me oscultó, me miró las amigdalas (que no tengo anginas que ya lo sé yo!!) y sin mucho titubeo valoración: principio de bronquitis. Toca'telspebrots! Eso suena a algo gordo y largo de curar, no?

Fui al todo poderoso KELA (organismo gubernamental que todo finlandés utiliza para sacar cuartos y vivir de la jeta) para exigir que alguién me explicara eso de los 22 euros. NI IDEA. Me dió un papelito donde ponía que todo finlandés lo paga (ahora si que me tratan como una más) y ale pa casa.

Al llegar a la farmacia cual fue mi sorpresa, puesto que yo pensaba que me habría recetado antibióticos o algo potente (bronquitis me suena fatal) y me dan un jarabe de regaliz con un triangulito rojo amenazante avisando de que es fuerte y produce somnolencia.
Bien, vamos muy bien, justo lo que necesitaba!


En fin, pésima la seguridad social de este país. Pensándolo bien, es mejor no caer enfermo porque os aseguro, que después de lo que he pasado yo, mejor no ponerse malo.
Cuanto echo de menos a mi médico de cabecera! Ese trato de tu a tu, esa atención y cuidado en todo momento! Eso es un doctor y no lo de aquí! Que puestos a criticar, para que simplemente se dediquen a escuchar lo que me pasa ya estan los sicólogos.

Primeros en educación?? Debe ser por callarse y no quejarse nunca de nada porque yo ESTO no lo entiendo.

Qué sentido tiene formar parte de la Unión Europea si luego, a la hora de la verdad eres un extrangero más?


3 comentaris:

Santi ha dit...

Juer, vaya periplo y qué mala cosa esto de los finlandeses :?

Cuando yo tuve que ir al médico (no urgente) tuve que ir a las 8 de la mañana porq sino sólo me daban cita para dos semanas después. Desde entonces, mi medicina fue siempre Koskenkorva: mata a todos los bichitos malos de la garganta.

Un beso y ponte buena!

Enkeli ha dit...

Ey Santi!! que alegría ver que aunque hace muchísimo de tiempo que no escribo (no tengo nada de tiempo de verdad!! tengo mucha cosa de la uni atrasada) me sigues leyendo!

Gracias!!

PD. Tengo Jägermeister que sabe a jarabe, por cierto de alemania, que gracia, supongo que ya lo conoces, no?

Saludos!

Santi ha dit...

Sin problemas! ;)

Te tengo puesto en mi Google Reader así que siempre estoy al tanto aunque no veas ninguna visita de Berlín normalmente.

Un besete!